LÁCTICAS

La fermentación láctica es el tipo de fermentación más antigua; esta se elabora con las bacterias lácticas presentes en la leche. Este tipo de bacterias actúan sobre la lactosa y la degradan a ácido láctico. En estos quesos, el desuerado (la pérdida de parte del suero contenido en la leche) se produce de forma espontánea. 

Estas bacterias ácido lácticas son las grandes responsables de otorgar a nuestros quesos de fermentación láctica una personalidad muy arraigada a nuestra tierra. Esto se debe a que estas bacterias son propias y exclusivas del terreno de donde proceden. 

Mostrando todos los resultados 2

0
×